DAÑO CEREBRAL

¿QUÉ ES EL DAÑO CEREBRAL?

 

El 68% de las personas con DCA presenta discapacidad para alguna actividad básica de la vida diaria y un 45% tiene esa discapacidad en grado severo o total.

 

El sufrir estas secuelas de un modo tan repentino hace que se cree una situación de shock en toda la familia, que es sumamente difícil de aceptar. Todas estas secuelas son sin embargo recuperables en gran medida, con tiempo y la adecuada atención, y es fundamental también el proceso de adaptación a los nuevos déficits, tanto para el afectado como para sus familiares.

 

W10La normalización de esta situación y el ofrecer a estas personas una calidad de vida a todos los niveles es un objetivo primordial en AGREDACE. Esto se consigue a través de una rehabilitación integral y un proceso de reinserción social, capaces de promocionar la autonomía personal de las personas afectadas por DCA. La rehabilitación integral se aborda a través de la terapia individualizada y personalizada de un equipo de profesionales compuesto por neuropsicólogo, logopeda, terapeuta ocupacional, fisioterapeuta, trabajador social, monitores de talleres y auxiliares de acompañamiento. Además también es fundamental la atención grupal en talleres de diversa índole, en los que se puedan poner las bases de unas nuevas redes sociales, tanto para afectados como sus familiares, y que sirvan además para administrar su tiempo de ocio.

 

Pese a que en España vivimos más de 420.000 personas con DCA, se trata de una problemática muy desconocida entre la sociedad y sin embargo De acuerdo con el Programa HELIOS de la Unión Europea, la incidencia de traumatismos craneoencefálicos supera cada año a otros problemas tan importantes como las lesiones medulares, drogas y nuevos casos de SIDA.